“La detección precoz es sumamente importante para evitar situaciones irreversibles. La máxima preservación de estructura dental es la clave para un tratamiento con éxito”. Francesca Vailati.


La odontología mínimamente invasiva es un enfoque médico actual cuyo objetivo es conservar la estructura dental sana mediante el diagnóstico precoz, prevención y la restauración con técnicas de escasa agresividad y materiales biocompatibles.

Causar el mínimo trauma y conservar el tejido sano supone un avance frente a las técnicas y materiales tradicionales en odontología, donde las intervenciones son agresivas para el diente.

Los profesionales de Clínica Barcia mediante un diagnóstico oportuno, modernos equipos y terapias consiguen un tratamiento lo más conservador posible manteniendo el valor orgánico y la estructura global de los dientes.

 


El apoyo profesional y el papel de la comunicación con el paciente son fundamentales para la acción preventiva, aumentando las posibilidades de revertir procesos iniciales negativos para la salud oral, prolongando la vida sana e impidiendo futuros tratamientos.

En Clínica Barcia usamos adhesivos y cementos biomiméticos, junto a una amplia gama de instrumental ultrasónico de alta precisión para el tratamiento mínimamente invasivo de los dientes. Protegemos las piezas adyacentes evitando excavaciones y ofrecemos un tratamiento con los mejores resultados y la mínima alteración biológica.

También empleamos instrumental de tamaño mínimo para llegar a las caries incipientes de forma temprana, con control total en el acabado, prescindiendo muchas veces de instrumental rotatorio, altamente abrasivo, que elimina gran parte de la masa y debilita la estructura causando estrés al diente.

 

Estas técnicas debidamente empleadas incrementan la calidad y durabilidad del tratamiento realizado debido a su mínima alteración.