"El biomimetismo busca restauraciones compatibles con la mecánica, la biología y las propiedades optimas de los tejidos dentales". Pascal Magne.



Las carillas dentales son láminas delgadas de cerámica hechas a medida que se adhieren a los dientes. Se utilizan para corregir irregularidades de forma y color, mejorando la sonrisa a nivel funcional y estético.

Las restauraciones realizadas en Clínica Barcia siguen los actuales criterios en odontología reparadora basados en el biomimetismo. Se mantiene la vitalidad del diente, conservando la estructura sana y, mediante un revestimiento cerámico, se devuelven al diente sus funciones biológicas y mecánicas.

 

La cerámica es un material que por sus propiedades posee una dureza óptima, superficies lisas y poco porosas que dificultan la adherencia de bacterias. Es el acabado que mejor reproduce la imagen del diente.

La combinación de porcelanas y adhesivos de máxima calidad proporcionan un adecuado equilibrio entre dureza y flexibilidad. Si la situación clínica lo permite utilizamos carillas de cerámica muy delgadas (0.3 mm) que ofrecen la ventaja de facilitar una preparación mínimamente invasiva en la estructura dental.


Tratamientos vigentes, como las coronas, son más rígidos y traumáticos, susceptibles a filtraciones; además no simulan el comportamiento real del diente para absorber energía y amortiguar impactos, llegando a ocasionar con su uso lesiones en la pulpa o la corona.

El constante desarrollo de los materiales y la adecuada manipulación de las técnicas de preparación y adhesión permiten mayor durabilidad de los tratamientos.