La cirugía guiada por ordenador es una herramienta de planificación que facilita la inserción de los implantes virtualmente.

Mediante escáner oral se obtiene una imagen en tridimensional del maxilar del paciente. La fidelidad de la imagen 3D permite al profesional la localización exacta de las estructuras anatómicas, la optimización de la cantidad de hueso disponible para ajustar la posición de los implantes en la anatomía del paciente.

La imagen tridimensional a veces es utilizada para la elaboración de plantillas en laboratorio, sobre una cirugía virtual planeada por el implantólogo. Las plantillas quirúrgicas funcionan de guías para la ubicación, angulación y profundidad de los implantes. Esta guía protésica ofrece:

  • Mayor precisión.
  • Predictibilidad en la intervención.
  • Menor tiempo de operación.
  • Cirugía mínimamente invasiva, al reducir el número de incisiones y sutura empleado.
  • Mejor fase postoperatoria, al afectar menor superficie de tejido.

Serán el criterio y la experiencia del implantólogo los que determinen la necesidad del uso del escáner y la interpretación de las imágenes 3D como un recurso importante a la hora de abordar un caso concreto.