“Conservar la dentadura natural es siempre la mejor opción ”. John S. Olmsted.


Respuesta a preguntas frecuentes.
Asociación Española de Endodoncia

 

La endodoncia se especializa en el tratamiento de la pulpa y los tejidos que la rodean, tratando patologías de origen infeccioso y/o inflamatorio. Su objetivo es la conservación del diente haciendo viable su posterior restauración y de esta manera manter la funcionalidad y la estética de la pieza en boca.

Caries profundas o traumatismos severos afectan al tejido interno del diente (pulpa) muchas veces de forma irreversible. En el procedimiento endodóntico se accede al interior del diente y se realiza la desinfección, instrumentación y modelado de los conductos, eliminando totalmente la pulpa dañada o sus restos, para posteriormente obturar los conductos con material biocompatible evitando que se vuelvan a infectar, conservando un diente que de otro modo debería ser extraído.

El resultado positivo de la endodoncia, además de las condiciones previas de cada caso, requiere un diverso y meticuloso sistema, tanto de conocimiento biológico y médico del profesional, como de habilidad en el manejo de la tecnología empleada, pudiendo requerir variaciones importantes en los procedimientos y medios empleados en función de cada caso concreto.


Guía para el tratamiento endodóntico de
la American Association of Endodontists
(En español)


En Clínica Barcia tambien contamos con tecnología de vanguardia. Por la iluminación y magnificación que nos ofrece el microscopio operativo, podemos ver ahí donde la vista no es suficiente.

Utilizando las radiografías digitales, disminuímos considerablemente la radiación aplicada y obtenemos imágenes que podemos ampliar y aplicarles diversos filtros para visualizar mejor ciertas áreas.

Con la tomografía, podemos ver el área a tratar en una reconstrucción tridimensional (3D) y también observar planos (arriba/abajo, de un lado a otro y desde adelante/atrás) y cortes personalizados en la posición que deseamos, obteniendo así información que seria imposible observando una radiografía convencional. Esto nos permite realizar un mejor diagnostico y una mejor planificación, realización y control del tratamiento. En Endodoncia, tomamos imágenes de un área muy reducida (5x4cm.), lo que disminuye considerablemente la dosis de radiación y las partes anatómicas irradiadas.

Usando el ultrasonido accedemos, preparamos y trabajamos de manera más eficiente y conservadora las diversas estructuras dentarias, permitiéndonos también con su uso acciones como la localización y manejo de estructuras calcificadas, el retiro de pernos, instrumentos fracturados y material de relleno, pudiéndose aplicar incluso en técnicas de irrigación y desinfección.

Con el localizador de ápices obtenemos electrónicamente la longitud de los conductos radiculares de manera precisa.

Al trabajar los conductos con sistemas mecanizados, en vez de hacerlo de manera exclusiva de forma manual, los limpiamos y preparamos de manera más efectiva, uniforme y predecible.

La "obturación tridimensional", la logramos cuando adaptamos el material de relleno a la compleja anatomía interna de los conductos previamente tratados, evitando así espacios y zonas sin rellenar. Para ello utilizamos técnicas, materiales y equipos que nos permiten aplicar y moldear adecuadamente dicho material.